Se realizó la castración gratuita número mil

La unidad de esterilización veterinaria impulsada por el Senador Emilio Jatón, celebra este lunes el haber alcanzado las mil castraciones de forma gratuita en distintos barrios de la ciudad de Santa Fe. Esta tarde desde las 17 hs. en Avellaneda 4700, se hará un acto en reconocimiento a la labor ejecutada.

El legislador provincial remarcó que hubo un intenso trabajo en marco del programa “Tenencia responsable” que ha logrado esterilizar a mil animales “de forma gratuita en casi tres meses” desde la puesta en funcionamiento de la casilla.

“La unidad veterinaria fue recorriendo distintos barrios de la ciudad Santa Fe: comenzamos en barrio Favaloro, nos trasladamos a Pompeya, Nueva Pompeya y hoy cerramos el año en La Lona. Tenemos muchísimos pedidos de otros barrios de la ciudad y también de distintas localidades del Departamento. La demanda es constante, por lo que creo que hemos realizado un buena primera etapa”, mencionó el Senador.

En cuanto a la metodología de trabajo, el legislador comentó que las castraciones se llevan a cabo tres días por semana, “aproximadamente 15 o 21 días en cada barrio” de acuerdo a las demanda de cada lugar. “La gente se acercaba para solicitar su turno al lugar de la casilla o nosotros íbamos a su encuentro a través de un grupo de colaboradores que brindaba todas las explicaciones para la preparación del animal”, señaló.

“Siempre estuvo rondando en nuestra cabeza la posibilidad de concretar esta unidad veterinaria. De a poco fuimos armándola, cerrando trabajos de colaboración con distintos actores tanto del estado como de la sociedad civil y la pusimos en marcha”, expresó el Senador Provincial.

Jatón destacó que no se trata “solo de cuidar la reproducción animal, que es sumamente importante, sino que también es en beneficio a la salud de las personas. Hay animales que contraen una serie de efectos negativos producidos por la carencia de cuidados y responsabilidad frente a la tenencia”.

Clara, vecina del barrio Pompeya, destacó que es “una gran felicidad tener la casilla en nuestro barrio, porque no todos estamos dispuestos a querer los animales y respetarlos. Hacía siete años que no se castraba ni vacunaba en este lugar. Yo celebro esta iniciativa y espero que continúe por mucho tiempo”.

Esta práctica es una de las principales opciones de control sanitario, además de ser la solución definitiva y ética para regularizar la población de perros y gatos, porque evita el nacimiento de crías que no tendrán hogar responsable y la transmisión de enfermedades venéreas en los perros (tumor de Sticker).

Además de esto, la castración propicia otros beneficios para los animales: se mejoran ante problemas de agresividad, previenen cáncer de testículos (en caso del macho) y de útero (en caso de la hembra) y pierde interés por vagar en la calle, evitando accidentes o peleas con otros perros.

2016-12-22T12:05:31+00:00